Recomendados

domingo, 9 de agosto de 2009

ANIBAL ROMERO - MÁS PARAGUAYO QUE LA MANDIOCA

OBRA: MÁS PARAGUAYO QUE LA MANDIOCA
por ANIBAL ROMERO SANABRIA
SEXTA EDICIÓN CON NUEVOS CAPÍTULOS
Editorial El Lector, Asunción-Paraguay, 2007
Ilustraciones de BOTTI, CASARTELLI, CALO y PACHI
-
Podrá obtener datos de la vida y obras de ANIBAL ROMERO SANABRIA en:
http://www.portalguarani.com/autores_detalles.php?id=688
Consultas: info@portalguarani.com
**/**
Un dicho popular sentencia: - “sobre el pobre solamente cae el rayo” – (mboriajurente ho’a rayo). Si bien es cierto que el rayo es atraído normalmente por escampados dónde sobresalen algunos árboles, cocoteros ó construcciones elevadas, hasta personas; pues es el hábitat natural de la gente humilde y “sin pararrayos”. El sentido de la frase, va mucho más allá del fatal efecto meteorológico. Al pobre y humillado pueblo paraguayo, le han desintegrado hasta la dignidad, con rayos lanzados desde las cúpulas y “cupulitas” de poder, en forma de groseras corrupciones, coimas, persecuciones, repartijas, licitaciones digitadas, puestitos, y puestazos en entes públicos, clientelismo político, compra de votos, contrabando y otras tantas desvergüenzas de los poderosos de turno, desde hace muchísimos años. Ahora lo notamos más, porque estamos en democracia… “ha i poi piolo aveí”.
Me decía un dignísimo embajador saliente, ya sacándose el barniz protocolar para preparar maletas, que le extrañaba sobremanera como a los habitantes de esta tierra se les ha robado su dignidad, y acotaba –“En mi país hay mucha riqueza, y también gente muy pobre, pero esta gente por más humilde que sea, tiene dignidad y sanciona social y moralmente, con toda su fuerza la corrupción o el atentado a “sus valores”. Aquí lastimosamente a los bandidos y corruptos, se le da un trato lisonjero y hasta se comparte con ellos cenas, reuniones y actividades. No existe un castigo moral fuerte, de parte de la sociedad, del pueblo” – señalaba: Independientemente de la Justicia el pueblo sanciona.
Por suerte, hay vestigios en los países americanos dónde ya se ve sancionado y castigado al poderoso, llámese Pinochet, Fujimori, Montesinos o se ponen en tela de juicio a Ménem y a varios Ministros y personalidades, antes intocables. En el Paraguay, se ven “rayitos de luz” al solo “cuestionar” e investigar casos como el coche BMW-máu, el desvío escandaloso de los 16 millones de dólares, los vaciamientos de bancos y la lucha activa del “pueblo estafado en acción”, que se plantan a gritar con valentía sus verdades en defensa no solo de sus intereses sino más bien de su dignidad. Son alentadoras también las protestas valientes, sensatas, sinceras, de gremios y asociaciones, con pedidos claros y precisos para combatir la corrupción y “las roscas corruptas”, incrustadas desde hace años no solo en Aduanas y Puertos, Corposana ó Antelco. El sólo hecho de señalar conquistas con relación a la muerte de niños – soldados, o el arreo implacable de los mismos como animales en el campo; en el enjuiciamiento de jueces corruptos y la valiente actuación de algunos fiscales, jueces y magistrados, ya nos hace ver de otra manera “al rayo”.
Creo que el cambio meteorológico y del ecosistema esta vez apuntará “sus rayos”, sobre los prepotentes, acomodados y poderosos que succionan la sangre de los pobres. El rayo de la sanción social y moral ya deja escuchar sus terribles truenos. Que así sea – ANIBAL ROMERO SANABRIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada