Recomendados

martes, 18 de agosto de 2009

ANIBAL FERREIRA MENCHACA (TATA)

OBRA: ¡TURISMO!
Un empresario de frontera (contrabandista) guía a un grupo de reses a través de la frontera con Brasil.
Publicado en las páginas dominicales de ABC en color.
ARTISTA: ANIBAL FERREIRA MENCHACA (TATA)
Podrá visitar la Galería de Obras de TATA en:
http://www.portalguarani.com/autores_detalles.php?id=862


OBRA: UN TRUCO HISTÓRICO - Figueredo y Stroessner (presidentes del Brasi y Paraguay de la época) juegan a las cartas. Las apuestas son fuertes: el proyecto del ferrocarril y la defini­ción del tipo de corriente eléctrica que se generaría desde la nueva represa hidroeléctrica, Itaipú.
Publicado en las páginas dominicales de ABC Color.
ARTISTA: ANIBAL FERREIRA MENCHACA (TATA)
**/**
TATA, UN DIBUJANTE AUDÁZ
ANIBAL FERREIRA MENCHACA (TATA) es arquitecto, piloto y autor de historietas y humor gráfico. En esa faceta, desarrolló una larga carrera en publicaciones como Farolito y ABC Color, entre otras. Creó la que probablemente es la primera historieta de humor que se hizo en Paraguay, Ivo, el piloto audaz. “Pero había otra –recuerda Tata–, El niño de Pikysyry, que hacía Jurezuk… esa también, salía al mismo tiempo, aunque no era humorística”.
** Cuenta que su amistad con Bernardes le dio la oportunidad de dibujar para Farolito. “Bernardes, que era mi amigo, sabía que yo dibujaba… un día me llamó, y yo comencé a hacerle las tapas, primero. Luego vino la idea de hacer una historieta. Resulta que yo trabajaba en una empresa de aviación, volaba en LAN… en el avión más ‘charata’(Precario, viejo, casi inservible) de la flota, para que nadie se moleste… y ahí conocí a todos los personajes de la historieta”.
** Tata comenta, señalando una de las tapas en que estaban los personajes, que todos son reales. “Éste por ejemplo… Pancho... murió. Éste vive todavía… Gómez de la Fuente... murió... Chilo vive todavía y éste... Ivo... y éste es el personaje de la revista, Farolito. Y este era Piper, el perro, que era la marca de un avión”.
** El creador comenzó la serie, aunque nunca sabía muy bien cómo iba a ter¬minar la historia. “Lo hacía por partes, y me olvidaba… entonces me reclama¬ban la entrega del material, y lo hacía. Recuerdo que me divertía mucho con eso. Luego me fui a Francia, a especializarme en proyecto y construcción de aeropuertos. Allá hice la segunda parte de la serie, le mandaba los originales a Bernardes por correo… que se dibujaban sobre un papel vegetal, en tinta china, para que sirvieran como película. Los medios eran muy precarios en aquel entonces”.
** Crear y dibujar historietas era además casi un pasatiempo, un hobby. “La remuneración era simbólica… era más una cuestión de amistad, lo hacía en mis tiempos libres. Y continué en eso hasta la desaparición de la revista. Pero sí me dejó muchos y gratos recuerdos… la serie era muy conocida, e inclusive años después me la nombraban… recuerdo que, estando en la aeronáutica, se me acerca un teniente coronel, y me dice, ‘A la pucha, arquitecto, yo hasta ahora recuerdo su historieta, cuando era chico la leía siempre y me divertía mucho’, ahí me dí cuenta de cómo había pasado el tiempo…”
** Tata fue a Venezuela, donde trabajó como arquitecto hasta el año 1978, y al regresar, tuvo una propuesta del diario ABC. “Creo que fue a través de Rufo Medina… y en las conversaciones salió la idea de hacer una página en la revista semanal. Hasta ahora conservo unos doscientos originales… de los cuales, unos cuarenta no se publicaron. Acero (el director del diario, Aldo Zuccolillo) me controlaba mucho, y él a veces no quería… a veces tocaba sus… en fin, pero yo tenía una página de reserva, que se llamaba Asunción de Antaño, que desde luego no tenía fecha, y con eso se solucionaba. Es que era difícil en esa época… dos veces le dibujé a Stroessner, y las dos veces Acero no estaba, me arreglé con Tito Saucedo y con Mauro, que eran los responsables de redacción, les dije… ‘vamos a sacarle al presidente, qué tanto’… y bueno, de hecho Stroessner me conocía… siendo oficial de ingeniería, en el año sesenta… en octubre, yo tuve un encuentro con él. Casi chocamos, frente al R. I. 14 (el lugar que ocupa el Batallón Escolta Presidencial, al lado de la residencia presidencial)… y ahí él me arrestó, por dos meses, en el Batallón Escolta… pero todo quedó bien, luego me retiré y desarrollé mi carrera de arquitecto… y mi hermano, duran¬te mucho tiempo fue su piloto… mi hermano le enseñó a volar a Gustavo, le enseñó a volar a Freddy (hijos de Stroessner)… teníamos buenas relaciones con ellos, sobre todo Freddy… él era un tipo muy amable. No era prepotente. Que podía serlo, con todo ese poder que tenían”.
** Era todo un riesgo hacer caricaturas en esa época. “Había que hacer las cosas muy sutilmente. Uno siempre dibujaba al filo de la navaja. Nunca me molestaron. Pero tampoco hice nunca cosas muy ‘ordinarias’, la crítica era muy ajustada… era una autocensura… criticar pero saber hacerlo… tenía sus límites, ya te digo, a veces a Acero le parecía pesado y entonces no salía. Una vez lo puse a Stroessner. Me acuerdo que compitió con Doldán y con Celauro (políticos opositores de la época), por las elecciones… y el puesto más disputado era el segundo, no el primero, que ya se sabía que ganaba Stroessner. Le puse en un podio, en el primer lugar, y con una garrocha… y la garrocha ¡tenía un resorte! Bueno, ese resorte me lo hizo borrar, Acero. Y la pelea de esas elecciones era por el segundo puesto, que tenía sus ventajas… era la primera minoría en el Parlamento… conseguían embajadores, esas cosas.
** La segunda vez que dibujé a Stroessner fue cuando se entrevistó con Figue¬redo. Estaban jugando un truco, Figueredo apostaba el ferrocarril, y la pelea era por el ‘ciclaje’ (la definición del tipo de corriente eléctrica)… de Itaipú”.
** Tata dibujó para el diario ABC hasta que éste fue cerrado por la dictadura, en 1984. “Me ofrecieron empleo dos diarios… pero yo… no quise. Es decir, no quería cambiar de camiseta, a esa altura. Opté por no dibujar para ningún medio. Y después del golpe de estado (en que el general Rodríguez derrocó a Stroessner, en 1989) me llamaron nuevamente de ABC, pero también me llamó Díaz Benza (ingeniero y funcionario público de la época), y me pidió que vaya a trabajar a CONAVI (institución del estado), y yo le dije a Acero… no puedo ser juez y parte… no puedo ser funcionario público y estar dibujan-do… y después apareció este muchacho, Caló (actual ilustrador y humorista de ABC), que dibuja demasiado bien… apareció toda una nueva generación de dibujantes…”
** Ya retirado, Tata vive una vida tranquila, ocupándose a veces de su ‘campo’, en la región de Antequera, que se compró con el dinero ganado en Venezuela, y continúa dibujando, pero solo para sí mismo. “Tengo unas cien láminas, que en cualquier momento voy a exponer… temas costumbristas… la Asunción de antaño… lo que no quiero tener ahora, con 71 años, son obligaciones…entregas… vuelos… hasta hace poco volaba, hacía transporte de valores, me levantaba a la madrugada, etc., y de pronto me podrí… así que cuando me pica el bichito alquilo un avión escuela y voy a volar un rato, o dibujo… pero para mí. Considero que todas las cosas tienen su tiempo”.
(Fuente: HISTORIA DEL HUMOR GRÁFICO EN PARAGUAY por ROBERTO GOIRIZ ** Con la colaboración de ANDRÉS COLMÁN GUTIÉRREZ y ALEXIS ÁLVAREZ ** EDITORIAL MILENIO – LLEIDA, 2008 ** Con la colaboración de: UNIVERSIDAD DE ALCALÁ - FUNDACIÓN GENERAL www.edmilenio.com ** editorial.milenio@cambrescat.es )

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada